¿Sabías que...? — 29 febrero, 2012 at 18:19

El Espíritu Olímpico

by

Los símbolos olímpicos

A lo largo de la historia de las olimpiadas se han ido añadiendo los símbolos que sustentan el espíritu olímpico. Unos, recogidos de los juegos del Festival de Zeus y otros, creados por los fundadores de las olimpiadas modernas.


La llama olímpica

La llama olímpica o fuego olímpico, evoca el mito de Prometeo, que habría robado el fuego a Zeus para entregarlo a los mortales.

En los juegos del Festival de Zeus, el fuego era encendido en el Altar de cenizas de Zeus por el Olimpionicai (vencedor) de la primera prueba de pentatlón, y se mantenía encendido mientras duraban las competiciones.

Actualmente, la llama olímpica se enciende en Olimpia frente al Templo de Hera unos meses antes de los Juegos Olímpicos, por medio de una antorcha de plata que concentra los rayos del sol sobre un recipiente cóncavo.

La llama de la antorcha enciende un pequeño cuenco de barro para depositarlo en el Altar de cenizas de Zeus, donde permanecerá encendida mientras duran los Juegos Olímpicos.

Esta tradición fue reintroducida en los JJ.OO. Amsterdam 1928.

Finalmente, se procede a la entrega de la rama de olivo cretense y del fuego olímpico, que parte de Olimpia a través de antorchas portadas por cientos de atletas, hasta llegar al país organizador de los Juegos Olímpicos. Este acto se viene produciendo desde los JJ.OO. Berlín 1936.

Esta es la antorcha que el 27 de julio de 2012 encendió el pebetero del estadio olímpico de Londres. De color dorado, estaba hecha de láminas de aleación de aluminio, con 8.000 agujeros que representaban cada una de las 8.000 personas que tomaron parte en el relevo. Media 80 centrímetros, lo que la convirtió en una de las más altas, pero también es una de las más ligeras al pesar entre 800 y 850 gramos, incluyendo el quemador de propano-butano que incorporaba en el centro. Su diseño y dimensiones permitió que pudiese ser portada por niños.


Lema de los Juegos Olímpicos

Citius, Altius, Fortius– locución latina que significa más rápido, más alto, más fuerte’.

Esta frase fue pronunciada por el barón Pierre de Coubertin en la ceremonia de inauguración de los JJ.OO. Atenas 1896; primeras Olimpiadas de la Edad Moderna.

 

 


Los aros olímpicos

Los aros o anillos olímpicos se remontan a agosto de 1913 cuando el barón Pierre de Coubertin, en la Revue Olympique , informó del símbolo que sería usado para el Congreso Olímpico de París, en 1914. Tras éste, el emblema fue adoptado como símbolo olímpico y convertido en la bandera oficial del Movimiento Olímpico. Su estreno se produjo en los JJ.O. Amberes 1920.

Cinco anillos entrelazados de diferentes colores (azul, amarillo, negro, verde y rojo), sobre fondo blanco.

Estos cinco aros representan las cinco partes del mundo que se han unido al olimpismo y que han aceptado competir sanamente.


Juramento olímpico

En la ceremonia de apertura, un atleta del país organizador de los juegos retiene con su mano derecha una esquina de la bandera olímpica y pronuncia el siguiente Juramento: En nombre de todos los competidores, yo prometo que nosotros participaremos en estos Juegos Olímpicos, respetando y cumpliendo las reglas que lo gobiernan, comprometiéndonos a un deporte sin dopaje y sin drogas en el verdadero espíritu deportivo, por la gloria del deporte y el honor de nuestros equipos”.

De la misma forma, un juez del país organizador realiza el siguiente Juramento: En nombre de todos los jueces y funcionarios, yo prometo que vamos a oficiar en estos Juegos Olímpicos con total imparcialidad, respetando y siguiendo las reglas que los rigen en el espíritu verdadero de la deportividad”.


Las medallas

Tal y como ocurría en los juegos del Festival de Zeus, los ganadores en las primeras Olimpiadas de la era moderna Atenas 1896, recibieron una medalla de plata, mientras que los que llegaron en segundo lugar obtuvieron una de bronce. En el frente aparece el padre de los dioses, Zeus, portando a la diosa de la victoria, Nike. La parte de atrás muestra la Acrópolis.

  • Diseño: Jules Clement Chaplain

 

Las medallas de oro, plata y bronce aparecieron por primera vez en los JJ.OO. París 1900 y por única vez en la historia se apostó por un diseño rectangular. La diosa Nike aparece adelante y un olimpionicai en el reverso.

  • Diseño: Frederique Vernon

 

 

 

Las preseas de los pasados JJ.OO. Londres 2012 han sido las de mayor tamaño de todos los juegos de verano. Para el artista David Watkins, los símbolos claves en el frente y el reverso son la diosa Nike, por el espíritu y la tradición de los juegos, y el río Támesis, por la ciudad de Londres. En la parte posterior se encuentra el logo de Londres 2012, representando a la moderna ciudad como una joya. El logo está sobre un diseño de palitos chinos (o mikado) con el que se irradia la energía de los atletas y se brinda un sensación de unión. El río Támesis cruza por la mitad, como una cinta, para dar sentido de celebración. La forma cóncava del reverso evoca a los antiguos anfiteatros, con un recuadro en el centro para dar balance a la composición. Los deportes y sus distintas disciplinas están grabados en el canto de cada medalla, acuñadas por la Casa Real de la Moneda del Reino Unido.

Todos estos símbolos sustentan el ESPÍRITU OLÍMPICO

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *