Salud y Nutrición — 19 julio, 2013 at 19:42

Pies, para qué os quiero…

by

Siete consejos para cuidar tus pies

Los corredores tenemos la costumbre de estirar y cuidar nuestros músculos para no sufrir lesiones desagradables. También prestamos mucha atención a las articulaciones: rodillas, tobillos…, pero quizá muchos nos olvidamos de la parte del cuerpo que soporta todo nuestro peso en cada zancada: los pies.

Para hacernos una idea, un corredor que completa una maratón en 3 horas llega a sumar más de 40.000 impactos en cada pie.

Este simple dato pone de manifiesto la importancia que tienen los pies para un corredor. Por ello, para asegurarte la buena salud de tus pies, te ofrecemos estos siete sencillos consejos para su cuidado:

  • Inflamación: cuando notemos los pies hinchados, los trataremos con baños, alternando agua fría y caliente cada medio minuto, terminando siempre con agua fría.
  • Secado: al salir de la ducha, seca bien los espacios que quedan entre los dedos, donde la humedad se instala con más facilidad. Así evitaremos la aparición de grietas, fisuras y otras molestias que pueden perjudicar la piel.
  • Uñas: presta atención a la hora de cortarte las uñas y vigila que no queden ni muy largas ni demasiado cortas. Realiza pequeños cortes lo más rectos posible, evitando profundizar en los bordes. De hacerlo, podrías dañar la piel e incluso tener molestias por clavarte pequeños trozos de uñas que surjan en esos huecos.
  • Productos para su cuidado: cuando haya que aplicarse algún tipo de sustancia para el cuidado de los pies, es preferible usar productos en polvo, mejor que cremas o líquidos.
  • Calcetines: no escatimes a la hora de comprar calcetines técnicos. La diferencia entre unos buenos calcetines de ‘running’ y otros de escasa calidad puede significar la aparición de ampollas.
  • Zapatillas: cuida las zapatillas de entrenamiento. No las dejes expuestas al sol ni las metas en la lavadora. Un deterioro del calzado de ‘running’ acarrea consecuencias inmediatas en los pies.
  • Prevención: por último, visita a tu podólogo al menos una vez al año. Una revisión realizada por un experto en podología deportiva puede detectar lesiones y otras patologías del pie, que pueden pasar desapercibidas para nosotros pero no para un profesional. Un análisis biométrico de la pisada detectará cualquier anomalía que puede ser corregida con plantillas personalizadas.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *