Calle 1 — 20 diciembre, 2013 at 12:00

El ‘Efecto Maratón’

by

Calle 1 copia

Cartel presentación Efecto Maratón Málaga diciembre de 2013 copia

El pasado sábado día 7, organizado por la página web ellocoquecorre.com, dentro de la Feria del Corredor de la Maratón de Málaga, tuve el placer de presentar al periodista y maratoniano Rafa Vega, autor de Efecto Maratón, un libro editado por Almuzara que ya va por la 2ª edición.

A la espera de poder mostraros un vídeo del acto, os anoto aquí el texto que escribí para la ocasión:

Como la mayoría de ustedes saben, la maratón existe desde que en el año 490 a.c. el general griego Milcíades, exhultante por haber vencido a los persas en la batalla de Maratón, envió a su mensajero Filípides a anunciarlo a Atenas, donde las mujeres esperaban conocer el resultado de la contienda. Los persas habían jurado arrasar la ciudad, matar a los niños y violar a las mujeres; y éstas, desesperadas, habían decidido que si no recibían noticias de la victoria griega antes de la puesta del sol, matarían a sus hijos y se suicidarían. Así que ahí tenemos a Filípides corriendo durante 40 kilómetros. Un Filípides que llega a Atenas, da la buena nueva y se derrumba para morir agotado por el esfuerzo. Sin ese hecho ninguno de nosotros estaría hoy aquí.  Ustedes van a correr mañana 2 kilómetros y 195 metros más de los que corrió Filípides, y eso es porque, dos mil años después de su gesta, esa distancia se amplió oficialmente en los Juegos Olímpicos de Londres en 1908; y todo por el capricho de la Reina Alejandra, pues su majestad quiso que la salida se diese desde los jardines del propio palacio de Windsor. Sin ese hecho, ustedes no correrían mañana 42.195 metros.DSC_0709 copia
A mediados del mes de noviembre cree un blog de atletismo que responde al nombre de Calle 1, un blog que recoge entre otras cosas críticas literarias de libros relacionados con el atletismo. Con ese motivo fui a la librería Luces a buscar un libro de Peixoto, Cementerio de pianos, sobre Francisco Lázaro, un atleta portugués que falleció en la maratón de los Juego Olímpicos de Estocolmo en 1912. Allí me encontré con José Antonio, uno de los socios de la librería, y le comenté lo del blog. Él fue quien me habló de ellocoquecorre.com y me puso en contacto con Salvador. Sin ese hecho, yo no estaría aquí ahora presentando a Rafa Vega y su Efecto Maratón. Cuando me contaron lo que había ocurrido en Nueva York con el huracán Sandy que tocó tierra la noche del lunes de la semana de la maratón; que se había suspendido la carrera y que Rafa había decidido tirar para adelante y correr la prueba por su cuenta, me acordé del japonés Murakami, el autor de De qué hablo cuando hablo de correr, el cual recorrió en solitario los 40 kilómetros que unen Maratón con Atenas, pero en sentido inverso.  Rafa organizó su propia maratón pirata en Central Park, y no tuvo que correr en solitario.
Pensaba que el libro iría sobre ese hecho, pero cuando me puse a leer sus páginas me di cuenta de que, más allá de eso,Kathrine Switzer éstas encerraban un acertadísimo manual de autoayuda para superar cualquier obstáculo que se pueda presentar en la carrera de nuestra vida, con momentos mágicos como ese Be fearless (no tengas miedo) de Kathrine Switzer -la primera mujer que corrió una maratón cuando lo tenían prohibido- con el que empieza el capítulo 0 del libro, pues éste está compuesto de los 42 kilómetros de que consta la prueba. Y aunque Rafa no lo sepa, nos une algo más que la pasión por la carrera pedestre, el hecho de tener unas madres coraje que han tenido que correr su propia carrera de fondo para superar un cáncer: la madre de Rafa, a la que está dedicado este libro, y la mía, a la que yo dedico estas palabras.
Y ahora, les dejo con el protagonista de esta obra, el periodista, presentador de los deportes de Canal Sur y maratoniano Rafa Vega. A continuación, les muestro también algunas de las líneas que he subrayado en el libro:

“Los japoneses lo llaman satori, que significa despertar instantáneo: de repente, decides algo que cambiará tu vida”

“El deseo por mejorar está latente en cada uno de nosotros. Los orientales lo llaman kaizen, una palabra japonesa que significa desarrollo, mejora constante
“Ese día en Central Park sentí las consecuencias del efecto maratón. Que se resume en estas tres frases:
 -Plantéate un objetivo.
 -Lucha por conseguirlo.
 -Y alcanzarás tus sueños”
“Como dice Marvin Gaye en la canción, Ain’t no Mountain High Enough (No hay montaña suficientemente alta)”
“Los maestros de Oriente dicen que cada flecha que da en la diana es el resultado de cien flechas erradas. Por eso, no temas al fracaso. Es esencial para triunfar”
“Afronta tus retos con la confianza de haberte preparado convenientemente y de haber trabajado lo suficiente como para conseguir tus objetivos.  Habrá ocasiones en que las cosas no salgan como tú hubieras deseado o como te mereces. Hay ciertos factores externos que no puedes controlar. Pero no pasa nada. Al menos, lo habrás intentado poniéndolo todo de tu parte”
 “La suerte es la suma de preparación y oportunidad”
“Todos conocemos la archifamosa frase del barón Pierre de Coubertin que dice: Lo importante no es ganar, sino participar. Un lema que ha terminado perpetuándose y convirtiéndose en la insignia de los Juegos Olímpicos. Sin embargo, esta frase tiene una coletilla que pocos conocen: Porque lo esencial en la vida no es lograr el éxito, sino esforzarse por conseguirlo. Ésa es la clave: luchar para alcanzar tus metas”
“El diccionario es el único lugar en el que el éxito está antes que el trabajo”

VIDEO_~1En mi opinión, este libro está dirigido a todos los que animaban la carrera desde las aceras, a todos los que veían pasar o llegar a meta a los corredores y se preguntaban si ellos también podrían terminar una maratón. Personas que hace mucho que no corren o que no han corrido en su vida, pero que empiezan a sentir la llamada. Para ellos son estas páginas, ese “¡Sí, se puede!”

Y no quería cerrar esta entrada sin dedicársela a mi cuñado, Alejandro Rodríguez Vicario, que el domingo, en su tercera maratón, bajó de las tres horas (2h59’27”).

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *