Entrenamiento y Material — 10 enero, 2014 at 21:58

‘Barefoot’: sí o no

by

DSC_0521_01 copia

Pros y contra de correr descalzo

‘Barefoot’ es un término inglés que significa descalzo y consiste en correr sin el soporte artificial de las zapatillas, dejando al pie y a sus articulaciones que efectúen su movimiento natural.

running-zapatillas-conception
Despieze de una zapatilla de running

Hasta ahora, el diseño y desarrollo de las zapatillas de running consideran esenciales la amortiguación, el soporte y el control de pronación y supinación. Diversos sistemas tanto de plantillas como de suelas se orientan a proteger y envolver el pie y facilitar la pisada.

Los defensores del ‘barefoot’ argumentan que las zapatillas modifican la forma en la que corremos y andamos, alterando la postura del cuerpo al correr y haciendo trabajar de forma poco eficiente a músculos y articulaciones.

Veamos los pros y los contra.

A favor

Correr o andar con zapatillas amortiguadas tiene otro efecto negativo. En la mayoría de los casos, el calzado altera el ángulo natural de apoyo del pie. Cuando estamos descalzos ese ángulo es igual a cero. Cuando llevamos zapatillas, nuestro pie apoya contra el suelo con cierto ángulo de inclinación, lo que a la larga se traduce en problemas de rodillas y en las caderas, principalmente.

Barefoot2_01Al correr sin el colchón de seguridad de la amortiguación, obligamos a los músculos de los pies y de las piernas a trabajar para absorber el impacto, hacer la transición de la pisada y lanzar el impulso. Todo el tren inferior entra en juego, de forma que el ejercicio es más completo y, sobre todo, el esfuerzo está más distribuido.

Correr descalzo proporciona nuevas sensaciones, como mayor sensibilidad del pie sobre el terreno que toca. Al principio pensamos que el ‘barefoot’ va a ser muy lesivo, sobre todo para el pie. Sin embargo, al entrar en acción nuevos músculos que antes no contaban demasiado, el tren inferior se fortalece en su conjunto y se hace más resistente a lesiones y dolores varios. Muchos corredores que sufrían sobre todo de fascitis plantar afirman que este método les ha resultado milagroso. Las rodillas también agradecerán la reducción de impactos y sobrecarga.

En contra

Para practicar ‘barefoot’ deberás considerar dos aspectos importantes: el tiempo de adaptación al cambio y el terreno en que lo practiquemos.

La repentina transición de dejar de usar zapatillas y correr descalzo hará que aparezcan ciertas lesiones y dolencias que antes no tenías. Es aconsejable que diseñes un plan de entrenamiento gradual, con tomas de contacto muy suaves y distancias inferiores a las que estés acostumbrado. No hablamos sólo de fortalecer la piel de la planta del pie, sino de despertar los músculos y de aprender a modificar tu pisada (cosa nada fácil, por cierto, porque es un movimiento reflejo). Este proceso requiere su tiempo.

Barefoot_01
Zapatillas Barefoot

Otro aspecto importante es el tipo de terreno sobre el que corramos. Corriendo descalzos perdemos la protección que nos da la zapatilla frente a piedras, golpes, roces, cortes, etc. con diferentes elementos del terreno. Si tienes la suerte de poder entrenar en la playa o sobre hierba, quizás no necesites nada más que tu fuerza de voluntad. Si corres en el monte o sobre asfalto, casi seguro que necesitarás hacerte con un par de zapatillas ‘barefoot’, puesto que el pie no puede soportar el roce y contacto contra el terreno. El asfalto y las piedras te destrozarían. Hasta tener la piel realmente curtida, no nos podemos plantear correr por ciertos terrenos sin ninguna protección.

Además, podemos sufrir de dolores en el tendón de Aquiles e incluso lesiones plantares, sin olvidar las ampollas. La piel del pie es débil porque no la hemos curtido. Si corres descalzo, tendrás ampollas. También es habitual sufrir sobrecargas en los gemelos, puesto que trabajan más ‘estirados’ de lo que están acostumbrados.

Más información en cualquierapuedehacerlo.es

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *