Salud y Nutrición — 8 febrero, 2014 at 22:30

Baños de contraste: frio-calor

by

Los baños de agua fría y de contraste son el mejor método para la recuperación después del entrenamiento o la competición

Esta es la conclusión a la que se ha llegado tras un estudio publicado en el International Journal of Sports Medicine. En él se compararon cuatro métodos para la recuperación tras el esfuerzo: baños con agua fría, baños con agua caliente, baños de contraste y baños de reposo. Las temperaturas que se usaron en el estudio fueron de 15 grados en agua fría y 38 en agua caliente y los resultados determinaron que la combinación de baños de agua fría y de contraste (minuto de agua caliente seguido de minuto de agua fría y así sucesivamente) son los que actúan mejor para la recuperación.

Baños de frio
Crioterapia. Luis Alberto Marco.

Parece ser que lo peor para recuperar tras una buena paliza física son los baños de agua caliente o de reposo absoluto; esto tiene que ver con el retorno venoso y la limpieza de metabolitos después del esfuerzo. En cambio, la conjunción de ambos sí mejora notablemente el proceso de reponerse y nos predispone mejor a otro posterior esfuerzo. Hay que resaltar que las mejoras no son estratosféricas (entre un 0,1 y un 2% en la recuperación) pero para competiciones de varios días, tipo vueltas ciclistas o entrenamientos intensos seguidos, ese porcentaje es bastante importante.

Este método también se usa como técnica de aplicación en la crioterapia y actualmente muchísimos corredores lo utilizan para recuperar mejor después de los entrenamientos.  Y es que para estar a punto para el día siguiente, tan importante como el entrenamiento es la recuperación. Por supuesto, esto no es la panacea pero sí un complemento más, junto con la alimentación y el descanso, que ayudan a nuestro cuerpo a un mejor y más rápido restablecimiento.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *